MARTA CANO, TODO UN EJEMPLO A SEGUIR.

Publicado por: Disseny Sport En: Noticias El: 06/03/2017 Comentarios: 0 Visitas: 1072

...no me arrepiento de haber escogido esta vida. Parece una vida muy sacrificada, pero yo disfruto cada día entrenando. Y, además, estoy rodeada de gente que me ayuda a seguir adelante: mi familia, mi entrenador, mis compañeros (que además son mis amigos) y por supuesto DS que lleva confiando en mi estos cuatro años.

Hola, soy Marta Cano, nadadora del Real Canoe y este es mi cuarto año con el Team DS. En este post me gustaría contaros acerca de mi día a día, dentro y fuera del agua.
El reloj suena cada mañana a las 6:05 a.m. seguido de un desayuno y sin perder un minuto, me voy a entrenar. A las 7 en punto "gorro, gafas y al agua", como siempre dice mi entrenador. Entreno aquí desde que era alevín, en el Centro de Tecnificación de Madrid con la piscina M-86 a mi disposición. Un par de horitas de "chapoteo" jaja, y otra de gimnasio para empezar bien el día. Ducha rápida y corriendo a clase con el pelo chorreando.
Hace tres años se inauguró la nueva sede del instituto Ortega y Gasset aquí en el M-86, lo que hace que todo sea más sencillo, ya que solo dos pisos de escaleras separan la piscina de las aulas. Las clases empiezan a las 10:30 y terminan a las 16:20, con una breve parada de 50 minutos para comer en medio. Tan solo tenemos diez minutos para dejar las clases, guardar los libros en la taquilla y ponernos el bañador. A las 16:30 al agua ¡otra vez! Otras dos horas de acá para allá sobre la línea azul, unos pocos estiramientos y corriendo a casa, que todavía no ha acabado el día.
Sobre las 19:30 ya estoy en casa. A las 20:00 la cena está servida, y después a estudiar hasta la hora de dormir. Los miércoles es el único día que no doblo y además de adelantar tarea del cole, ¡puedo ver un poco la tele! 
Tras la sesión de entrenamiento del sábado por la mañana (y si no tengo competición) empieza mi fin de semana. Lo aprovecho no solo para estudiar, sino para poder hacer un poco de vida normal: salir, ir al cine...
Aunque tenga muy poco tiempo para estudiar, la verdad es que el deporte te obliga a aprender a organizarte bien el tiempo, ser eficiente y economizar esfuerzo. Los exámenes nos complican la vida un poco más, pero no me arrepiento de haber escogido esta vida. Parece una vida muy sacrificada, pero yo disfruto cada día entrenando. Y, además, estoy rodeada de gente que me ayuda a seguir adelante: mi familia, mi entrenador, mis compañeros (que además son mis amigos) y por supuesto DS que lleva confiando en mi estos cuatro años. Todos siempre a mi lado, ¡pase lo que pase!
Os dejo, ¡que esto sigue! En unos días nos vemos en Gijón.

ERES MUY GRANDE MARTA!!

DS_TEAM #jóvenesysobradamentepreparados

Comentarios

Deje su comentario